jueves, 14 de julio de 2011

La Nueva Objetividad Alemana: la obra de George Grosz.


George Grosz

Ya se ha comentado, en otro lugar de este blog, la importancia de la aparición de la fotografía, a mediados del S. XIX, como liberadora del corsé que muchos artistas sentían al entender la pintura como mímesis, como imitación de la naturaleza. Este hecho, que fue determinante para los pintores adscritos al Impresionismo, deja la puerta abierta a todo un mundo de experimentación con las llamadas Primeras Vanguardias en los comienzos del S. XX y a todos los ismos que formaron parte de ellas: Expresionismo, Cubismo, Futurismo, Surrealismo, la abstracción.......

Históricamente, esta bullente vida artística, coincide con un momento de trágicos acontecimientos provenientes del agudizamiento de tensiones internacionales derivadas de rivalidades económicas y coloniales, del auge del nacionalismo y de la escalada de la producción de armamento que se conoce con el nombre de la Europa de la Paz Armada.  De ahí, al estallido de la Gran Guerra ( 1914-18), sólo hubo un paso.

Las consecuencias del conflicto fueron terribles para Europa y, en mayor medida, para Alemania: pérdidas demográficas, destrucción material extrema de todos los países involucrados, agitación obrera por la pérdida de poder adquisitivo debido al proceso inflacionario, y desde un punto de vista social, la aparición de los inadaptados a la paz, de los nostálgicos de la guerra que alimentaron el surgimiento del revanchismo, del ultranacionalismo...excombatientes que, una vez llegados a su país, se sintieron desplazados, ya que pensaban que sus esfuerzos y sacrificios no estaban siendo reconocidos.


George Grosz : El héroe- 1936, litografía

Los tratados de paz, fundamentalmente, el de Versalles, que lanzaba sobre Alemania toda la responsabilidad de la guerra, sus amputaciones territoriales, los pagos en concepto de indemnización que, aún revisados y rebajados, tuvieron que abonar........Todo ello junto con, posteriormente, la incidencia del Crack del 29', con consecuencias muy fuertes en Alemania, la escalada de nacionalismo, la teoría del espacio vital y del racismo en forma de antisemitismo , hizo posible la llegada al poder, en 1933, de Hitler, cuyo ascenso, determinaría el estallido de otro de los grandes, y más terrible, si cabe, conflictos de la contemporaneidad: la II Guerra Mundial.

George Grosz: Caín o, Hitler en el infierno, 1944

Kandinsky en su prólogo a " De lo espiritual en el arte" afirma que toda obra de arte es hija de su tiempo.La literatura, la música, la pintura.... se hicieron eco de este momento tan complejo. Algunos pintores creyeron tener una misión civilizadora, quisieron plasmar fielmente lo que sus ojos podían ver en las grandes metrópolis del momento: los veteranos mutilados, la guerra de trincheras que tantos muertos había dejado, las prostitutas.....Debían pintar el mundo de entreguerras. Se trataba de documentar un momento preciso de la historia, dejar patente con conciencia crítica los males de la época. De esta manera, algunos creadores dejaron de lado las especulaciones estéticas de los ismos, fundamentalmente, el Expresionismo, y el realismo fue retomado.


George Grosz: Día gris, 1921

Esto ocurrió en Italia con artistas como De Chirico y Carrà. También en Francia, Holanda, Bélgica y los países escandinavos, pero en Alemania, ese figurativismo tuvo una carga mucho más crítica, más agresiva, más mordaz y satítirica.

 En 1925, el director de la galería municipal de Mannheim, G. F. Hartlaub, escogió el nombre de Neue Sachlichkeit ( Nueva Objetividad), para una exposición que agruparía ciento veinticuatro obras de treinta y dos artistas que utilizaban el realismo como medio de expresión. Franz Roh, crítico de arte alemán ( cuya obra fue traducida al español por Ortega y Gasset), lo denominó Realismo Mágico (la entrada sobre Pyke Koch en este blog es un ejemplo) ya que, en estas obras, los objetos eran reproducidos nítidamente y de una forma muy detallista, una precisión que daba, en algunas pinturas, un aspecto surrealista. 

El artista del que me quiero ocupar es George Grosz ( Berlín 1893-1959). Fue el autor más comprometido y que más denuncia vertió contra la sociedad alemana y contra la República de Weimar que se vió ineficaz para reconducir una situación que, finalmente, permitió llegar a la monstruosidad de otra guerra. Esta actitud lo llevó a ser procesado varias veces. 


Autómatas republicanos, 1920.

Colaboró activamente con John Heartfield y su hermano, quienes, en realidad, se llamaban Herzfelde, pero que habían adaptado su nombre al inglés, para mostrar su rechazo hacia la campaña de odio contra Inglaterra, desarrollada en Alemania antes de la guerra. Los tres representaban la tendencia de la izquierda en el dadaísmo berlinés y sus actividades pretendían contribuir al cambio político. Realizaron collages que fueron publicados en libros y revistas.


George Grosz y John Heartfield: Dada merika, 1920. Collage


George Grosz y John Heartfield: Vida y actividad en la 
ciudad universal a las doce y cinco, 1919


Fotografía de la primera Feria Dadá Internacional en la galería de arte
de Berlín del Doctor Burchard en 1922. Grosz es el segundo por la derecha y sentado
a su lado se encuentra Heartfield.

Fue llamado a filas en el 14' al igual que Otto Dix, o Marc y Macke ( estos últimos no regresaron cayendo en los primeros combates). Sus vivencias en el frente lo hicieron caer en un estado depresivo que finalmente lo llevará a la locura y al ingreso en un manicomio.


Grosz: Recordando, autorretrato, 1936

 En su obra, grabados u óleos, caricaturiza el estado de la Alemania de postguerra. Se llega a hablar de los "tipos de Grosz", que presentan una estética precisa. Son hombres de negocios, de iglesia, militares..., feos, desagradables, de narices y mejillas rojas, ojos vidriosos, orondos, ¿ajenos a lo que está ocurriendo?...


Alemania, un cuento de invierno, 1917-18


Los Pilares de la Sociedad, 1926


Eclipse de sol, 1926


El tratante de blancas, 1918

En 1933, es invitado a la Art Student League de Nueva York, pocos días antes de la llegada de Hitler al poder. En el año 1938 tomará la nacionalidad norteamericana.


Encantada de volver, 1943

En 1937, algunas de sus obras fueron llevadas a la exposición de ”Arte Degenerado“ organizada en Berlín por el poder nazi, y todas fueron retiradas de los museos alemanes. Casi dieciséis mil obras de vanguardia consideradas por Hitler como " abortos de cerebros enfermos, judios o agitadores bolcheviques" fueron confiscadas. Ésas, las más valiosas, fueron las expuestas en esta exposición itinerante, Entartete Kunst del 37', y vendidas a posteriori a marchantes extranjeros o simplemente quemadas.


Explosión, 1919

En 1941 y 1942, el artista ,es profesor en la Columbia University. En 1946, escribió su autobiografía titulada "Un Sí menor y un No mayor", en la que retrata y vierte todas sus vivencias. En Junio de 1959, regresa a vivir a Alemania pero muere, de manera accidental, un mes más tarde.


Metrópolis , 1916-1917

Su obra, llena de Metafísica pero también de Cubismo y Futurismo, permitió ver a sus contemporáneos la locura del género humano y su arte fue el ariete que golpeó aquellas conciencias y que sigue golpeando las nuestras.


El Pozo, 1946

Por último, quisiera comentar que la Nueva Objetividad alemana, fue un fenómeno de arte total, en el que literatura, fotografía, cine o música  se vieron marcados por esa forma de mirar el mundo.

Os dejo links de obra gráfica donde podréis encontrar muchas de las obras de Grosz así como una página interesante sobre la Nueva Objetividad ( en inglés) y un artículo de Muñoz Molina sobre su arte: 

- Obra gráfica: 

- Textos:

-Obra de referencia:
- Lynton, Norbert: Historia del Arte Moderno. Ed. Destino.
- VV.AA: Arte del Siglo XX. Ed. Taschen
- Catálogo de la Exposición "Mímesis, Realismos Modernos 1918-45". Museo Thyssen- Bornemisza, octubre 2005- enero 2006


No hay comentarios:

Publicar un comentario